lunes, 23 de marzo de 2009

DE LA CHICA QUE ESTUVO EMBARAZADA.

Iba hacia a la universidad; retrasado, no por el tránsito (por que como todo pueblo pequeño puedes encontrar sitio para circular y aparcar en cualquier parte)si no por el sistema de carburación de mi carro que me ha estado dando lata las últimas dos semanas.

Al enrumbar después de la esquina de la única gasolinera de mi sector, me la encontré caminando en la dirección hacia el parque central.

Estaba un poco inflamada, con una ligera palidez propia de las mujeres en estado de post embarazo.

Me detuve a saludarla y le pregunté para donde se dirigía; ella había sido mi alumna en sus primeros años escolares.

"Voy para el Instituto profe" me contestó ella, un poco apenada.

¿En qué año estas? le pregunté en todo pausado.

Estoy en quinto año de secundaria...

Pensé inmediatamente en los años que se había retrasado; según mi cuenta, ella debería ya estar graduada en alguna carrera universitaria.


Supe que tuviste otro hijo__ le comenté


"Sí profe, pero no es mío"___ ¿Como es eso? le pregunté un poco confundido.


"Es que una señora me explicó que no podía engendrar y me pidio que le prestara mi vientre para tenerle un hijo a su marido."

En ese momento, no supe si reirme o guardar silencio, opté por lo segundo.

¿Y entonces qué hiciste?

Pues hablé con mi mama sobre el asunto y ella me dijo que estaba bien, por hacerle el favor a esa señora.


¿Y qué hiciste con el niño?

Pues se lo entregué a su dueña.


Durante las pocas cuadras que me faltaban para llegar a la universidad, me quedé pensando en todo ese asunto; no solo por la notoria mentira que encierra su testimonio si no por las consecuencias penales,las consecuencias sociales y familiares que traerá mas tarde.

Ana, mi ex-alumna, es otra de las tantas personas que se han convertido en víctimas y victimarias al mismo tiempo.


Homero.

7 comentarios:

Lara dijo...

Otra historia triste. Hiciste lo mejor, guardar silencio.
Muuuuuuacks!

Mª Ascensión dijo...

Para mí lo mejor no es guardar silencio aunque en el momento en el que lo hiciste tú, era lo correcto. Pero después de leer esto me gustaría gritar alto y fuerte por tanta injusticia y pobreza mental y física como existe en nuestro mundo. Otra niña que perdió su infancia y adolescencia, como tantas y tantas que existen ya. Te sigo...
TKM. Ascen.

HOMERO dijo...

Lara: O tal vez debí regañarla y darle consejos... no lo se... Un beso. H.

HOMERO dijo...

Así es Ma. Ascen: una cadena de injusticias y sufrimientos. Un beso. H.

El Zopilote dijo...

Hay dios mi querido Homero ahora la vida es la extraña que la ficcion o mas cruel que un libro de Dostoyevski por mas trillado que suene mi comentario.

saludos querido amigo,

PD:
A veces el silencio es muy bueno.

El Señor de Monte Grande dijo...

Esa es la fria ( ya no se si calificarla de cruel o triste)triste realidad de este mundo, la que se aprovecha de los que no tienen y la de a mi entender el estupido egoismo de ciertas personas que recurren a esos metodos para "Sentirse realizados como padres" habiendo tantos chicos que necesitan un hogar. No se es mi manera de pensar a parte de conocer gente que al no poder tener hijos han adoptado y en caso extremos inclusive de salud de alguno de esos niños.
Para que regañarla si la vida ya se ocupo de eso.

Un abrazo desde MG

Sakkarah dijo...

Es muy triste tener un hijo y no poder disfrutar de él. Creo que me moriría si me quitaran uno.

Un beso.