domingo, 22 de junio de 2008

MI PADRE Y YO


Las relaciones con mi padre siempre fueron tensas en mi niñez y mi adolescencia.

Incluso de niño le tenía terror por la fuerza que le imprimía a su mandato.

Nunca me abrazó ni yo a él.

Mi madre era siempre el intermediario entre él y yo.

Ahora, tampoco nos abrazamos mucho.

No somos efusivos, pero hemos aprendido a respetarnos y a querernos.

La lección que saco es que no debo ser como él, no en eso; por eso abrazo a mis hijos. Las veces que puedo.

Falsamente nos educaron con la regla estúpida de que "los hombres no lloran" eso de abrazar es de "cochones" (maricones).

Pero es un pensamiento machista y falso.

Hay dos hechos que me hicieron recapacitar sobre mi padre:

Lo primero fue saber de que cuando era un bebe no dejaba que nadie me tocara o me alzare en brazos si no se lavaba las manos dos veces con jabón y se echara alcohol para desinfectarla.

Exagerado de su parte. No lo se. Pero me reveló cuanto significaba para el desde antes que naciera.

El segundo hecho fue que al registrar el viejo closet en un cuarto de mi casa me encontrara con sus papeles, cuadernos de clases; Registro de Notas; diplomas y fotos.

Y al examinarlos detenidamente; saber que había sido un niño y un adolescente pobre que había salido adelante por su propio esfuerzo.

Saber que había sido uno de los mejores alumnos de su clase.

Verlo en una foto portando el pabellón de la patria por ser el segundo mejor alumno del Instituto donde se había graduado de bachiller.

Saber que había logrado culminar su carrera universitaria vendiendo chicles en las calles y lavando carros.

Eso me llenó de orgullo y me hizo recapacitar.

Los hijos a veces nos quejamos injustamente; a pesar que vivimos mejores que mucha gente.

Siendo muy joven supe eso y mi percepción sobre mi padre cambió para siempre.

El nunca contó sus proezas por que es un hombre humilde y sencillo que no le gusta sacar sus charreteras ni medallas.

Pero yo lo supe; por andarle registrando sus cosas.

Mi padre es ahora mi mejor amigo; el amigo de siempre.

El que siempre está allí para algún consejo u opinión.

Siempre te manda a lavar las manos para comer y yo hago lo mismo.

Feliz día de los padres.


Homero.

5 comentarios:

M.M. dijo...

Feliz día para ti mi querido Homero. Y lo dicho en tu posts es muy parecido a mi relación con mi madre de quien con el tiempo fui descrubriendo cosas espectaculares y nuestra relación se fue fortaleciendo.

Yo podría escribir: Mi Madre y Yo, pero este ya es otro tema.

Un abrazo fuerte.

Maya

anamorgana dijo...

Afortunado eres por tener un padre al que recurrir, querer y respetar. Yo respetaba al mio, desgraciadamente ya solo lo puedo llevar en el corazón. Muy buen post. Gracias. Besos
anamorgana

Lara dijo...

Pues yo siempre me estaba quejando de mi padre. No me di cuenta de muchas cosas hasta el día que me faltó. En fin....
Muuuuuuacks!

cibercuoca dijo...

Homero, feliz día atrasado! sós una persona muy inteligente y tenés la suerte de tener a tu padre, disfruta esos momentos, felicitaciones por el mensaje. Un abrazo.

Respirando dijo...

Feliz día para ti, Homero. Mi relación con mi padre también fue complicada. Ahora está mejor, que no bien, pero nos perdimos muchas cosas...

Beso.