martes, 1 de enero de 2008

Nihil novum sub sole

Día uno del año

Amanece lloviendo

Señal inequívoca
que las estaciones se han mezclado
con la depradación humana
de los bosques;
la polución que carcome
los pulmones de la tierra

Nuestro hogar
pocilga.

¿Pronto habremos de pedir permiso
al gobierno para respirar?

¿Compraremos el aire en los supemercados
así como ahora compramos la pachas
de tan preciado líquido: el agua?

Nuestros abuelos nos enseñaron
que el agua no se vende;
se equivocaron.

La mesa está vacía de alimentos

No hay trabajo para muchos
No salarios

Sí hay trabajos para muchos
poca paga

Día uno del año

Nihil novum sub sole

Homero.

8 comentarios:

Batsi dijo...

Ufff, comenzaste el año muy pesimista. Tienes para comer tú y tu familia ¿no es así? Entoncés alegrate.

Espero que tu abuelita esté mejor.

Un abrazo

HOMERO dijo...

Batsi: muchas veces no es la alegría propia la que me preocupa; si no la ajena. Supongo que es un mal de los que queremos cambiar el mundo y trabajamos por ello. Mi abuelita está estable. Los médicos van a decidir esta semana si la intervienen o la dejan morir como perro. Un beso. H.

Dinosaurio dijo...

Comparto tu pesimismo, estimado Homero, pero aún así sabes que hay que seguir peleando. No podemos derrotarnos nosotros mismos, ¡que nos derroten ellos, los otros, si acaso! Los causantes de la vergonzosa pobreza, injusticia y locura de este mundo.
Pero, a veces, hay que hacer un alto, aunque sea pequeño, y echarse un trago de anestesia para poder seguir.
Me alegro de que tu abuela vaya mejor.
Un abrazo muy fuerte, amigo.

HOMERO dijo...

Dino: ese es la constante; el bregar y bregar en los pantanos para abrirse paso. Tengo fuerzas para seguirlo haciendo. Un abrazo fuerte amigo. H.

anamorgana dijo...

Pesimista, comparto el pesimismo por los males del mundo, que no por los mios.Aunque muchas veces me queje. Espero que tu abuela se recuper y la disfrutes mucho tiempo. besitos
anamorgana

HOMERO dijo...

anamorgana: mas que pesimismo lo llamaría "conciencia social" tengo convicción de que las cosas pueden cambiar si peleamos por ellas. Gracias por lo de mi abuela. Un beso. H.

RosaMaría dijo...

Ay Homero, cuántas verdades, andamos así en el mundo. Y el pan? Qué me dices del pan? Cuánto hay que pagar por él? Aunque como siempre seremos los que nos sigamos sacrificando para que otros vivan mejor.
A no desanimarse... siempre para adelante... Besos

azpeitia dijo...

No hay nada nuevo bajo el sol, este nivel de civilización, se nos acaba, el establo que es la tierra tiene demasiados cerdos dentro, y o se diezman o se comerán unos a otros...la cosa está que arde...coincido contigo...enhorabuena...azpeitia