jueves, 8 de noviembre de 2007

MIRAME LAS MANOS QUE TRAIGO...

mujernov8


Mírame las manos que traigo;
callosas
arrugadas

Tienen dolores silentes
revelados en sus pliegues
nostalgias recién podadas
por el salitre y la cal.


Quieren reconciliarse
con tu cuerpo
posarse en el centro
del universo de tu vientre.


Mírame las manos que traigo;
llevan tu nombre
en cada huella dactilar


Deseos;
de hacer de mis manos
un regazo donde puedas descansar
incluso de tus sombras.


Un abrazo sediento de explotar
en millones de huellas
que seguramente borrarás
al arribar el alba.

Soy rastro de mis manos en tu cuerpo.


(Felicidades princesita en tu cumpleaños...)


Homero.
Mi Cuarto.
Jueves
Noviembre 8, 2007
00:01 h.

10 comentarios:

Tesa dijo...

Homero, es precioso el poema, no creas que te olvido, hoy leí deprisa, no como a mí me gusta hacerlo.

Me ausento unos días y volveré a leerte para saborear esos escritos atrasados que sólo de un vistazo ya me dejaron con ganas de más.

Te debo la receta de arroz, no me olvido.

Besos y mi felicitación a esa princesita que tiene la suerte de que alguien le escriba esos bellos versos.

trebol dijo...

Bonito poema, me ha encantado....
Felicidades de mi parte también a tu princesita...
Besotes

Azul dijo...

Hermosa declaración de piel y amor, un bikiño para ti y un abrazo para la musa. :)

Soraya dijo...

Homero, que lindo poema, esta precioso, y ademas tan realista, tan sentido.
Un abrazo fuerte, me quedo con este sabor que me dio tu poema.
Soraya

Dinosaurio dijo...

Me uno a las felicitaciones. Por el cumpleaños y por el poema.
Un abrazo.

Bree dijo...

¡Que preciosidad mi queridísimo Homero!
No se que ocurre con myblog...pero creo que ha desaparecido...es una pena...

HOMERO dijo...

Tesa: Puedes regresar siempre lo desees; tomate tu tiempo que esto es pura extensión cultural útil para todos. Espero tu receta de arroz con paciencia. Un beso amiga. H.

HOMERO dijo...

Trebol:gracias amiga, ella no lo leerá pero es para ella. Un beso. H.

libertad entre rejas dijo...

Lindo, muy lindo, así cae rendida cualquier persona en tus manos...
muak

Ana R dijo...

Unas manos endurecidas de trabajo bien pueden ser dulces y suaves...

Mis saludos