domingo, 17 de febrero de 2008

HAY NOCHES DE CLAUDICANTES AZUCENAS

El poeta granadino nicaragüense Nicolás Navas me ha dejado un comentario y un poema en el post que publiqué en la coctelera sobre él y su poema "Silencio sólo el rumor" (el poema está publicado en post anterior)

http://www.lacoctelera.com/homeronica/post/2008/01/07/silencio-sailo-rumor#c2931495


El me ha pedido que lo comparta con todos los amigos del patio y así lo hago ahora.


También me ha pedido que les de su correo electrónico
por si desean contactarlo; les dejo el correo:


poetanavas@hotmail.com


Muchas gracias poeta; lo aprecio de verdad a usted y a|su obra.

Homero.

A continuación el comentario y el poema:



Estimado Homero y a los lectores y sus preciosos comentarios. Silencio, solo el rumor es un poema largo en cinco cantos y fué publicado por el Suplemento sabatino del Diario La Prensa en 1961, habiéndose tomado la licencia de publicarlo entero el Director del suplemento La Prensa Literaria el admirable poeta Dn Pablo Antonio Cuadra. Te agradezco su publicación y los comentarios admirables que publicas. En señal de agradecimiento te envío uno de mis últimos poemas leído esta semana en el Festival de la Poesía de Granada donde estabamos unos 80 poetas de todo el mundo y otro tanto de nicaraguenses.


HAY NOCHES DE CLAUDICANTES AZUCENAS



Hay noches de claudicantes azucenas
pálidas como luna de Julio
cuando los enamorados se citan
en el claroscuro
y se abrazan y se acarician lujuriosos
y se besan los labios rumorosos
como fruta apetecida
y solo los ladridos de los perros vecinos
tienen presencia en la oscurana
donde los enamorados congregan
la brama de los siglos
y su grito sonámbulo

En lontananza se perfilan
bramidos astrales
mas allá del misterioso solencio
de los astros
que mas temprano que tarde,
sus vigías vendrán hasta nosotros
para auscultarnos y reconocernos,
y llegarán como ángeles brillantes,
refulgentes, transparentes
hasta nuestro pequeño espacio íntimo
como el que tuvimos aquella noche
en que claudicaste
y te entregaste como avecilla ávida
de espacio y de amor
pajarita sin nido, sin astros,
sin jardín florecido,
sin rama y sin olvido,
como flor exprimida y marchita
a la que se le secó la Aurora
un amanecer de claudicantes azucenas


nicolás


Homero: puedes enviarlo a todos igual que mi correo. Me encantaría conocer tu nombre de cuando tenías 13 años.

Un abrazo cordial a todos

3 comentarios:

El Señor de Monte Grande dijo...

Solo quienes viven esos encuentros reviven ese momento con tan magnificas letras.

Un abrazo desde MG

Clarice Baricco dijo...

Es tan lindo llenarse de poesía.
Gracias por compartirlo.

Saludos agradecidos.

Lara dijo...

Todo un detalle por su parte y por la tuya ;)
Besos muuuacks!