sábado, 22 de diciembre de 2007

EN MI PIEL SE HA QUEDADO LA ALERGIA DE TU AMOR

triste navidad



Navidad es una suma de sueños con sentimientos encontrados.

Colgandos por igual en nuestro arbolito de la vida;
acaban por deprimirnos ante la urgencia de la esperanza.

Cierto es que se suele decir que es la última que se pierde,
pero también es cierto que es la primera que trata de salir
raudo fuera de nuestra casa.

Ya no se si te amo o no te amo;
tal vez sea así y me engaño al negarlo
o me empecino en creerlo cuando el cántaro del alma se encuentra vacío de agua fresca.

¿Quien quiere llenarla?

No lo se y no me interesa de momento.

Empero, en mi piel se ha quedado la alergia de tu amor;
la urticaria de tus besos y tu cuerpo.

Tengo enronchado el sentimiento,
pero se que estoy vivo;
tratando de vivir sin ella.

Homero.

19 comentarios:

mr.pickwick dijo...

aunque en otros ámbitos estés en silencio aquí si hablas y aquí estoy...
amigo parece que presentas un severo y persistente cuadro de alergia de amor; lo aconsejable sería huir de la proximidad de ese amor que te provoca esa reacción urticante; tambien es necesario que evites el rascarte, eso podría producirte una infección y agravar tus sintomas...

distanciar al agente de tus dolencias es necesario pero también el terapeútico uso de una buena pomada es imprescindible; un buen dermátologo te dará la respuesta adecuada...

amigo, te me cuidas.

un abrazo.


julián

Lara dijo...

Preciso post Homero aunque triste.
Besos.

mar dijo...

Bonitas palabras llenas de tristeza.
Venia a desearte una Feliz Navidad..
Un besito y una estrella.
Mar

Batsi dijo...

Ya conoces mi opinión; no creo que la amas aún. Es sólo un refugio para escapar de tu soledad. Sé que lo vas a superar. Confío en ello y yo voy a ayudarte. Juntos lo lograremos, ya verás.

Estoy contigo...

Abril dijo...

Quiero dejarte mucha paz en éstas fechas que nos vuelven hacia nuestro interior para poder, luego, mirar hacia afuera con una mirada más calma y comprensiva. Te dejo un abrazo fuerte. Cuidate.

AnGe!... dijo...

Paso a dejarte mis más sinceros deseos de una Feliz Navidad Homero! Que el año próximo esté lleno de cosas buenas, logros y éxitos! Y sobre todo salud! Besos! ^^

Soraya dijo...

Homero, amigo, un abrazo muy fuerte, que Dios sea el deposito de todas tus tristezas, y te libere de toda carga. De corazon, que pases una linda Navidad.
Un beso,
Soraya

Chesana dijo...

Aunque un poco ausente de muchos sitios... vuelvo a casa por Navidad.

Mi mayor deseo que estos días sean de sonrisa para tí, y que cada uno de ellos suponga una bocanada de aire fresco que limpie heridas e ideas y abra nuevas puertas a la esperanza.

Si me lo permites: un fuerte abrazo.

Chesana

Dinosaurio dijo...

Que tengas unos buenos días y se pasen los nubarrones. Te deseo lo mejor, compañero.
Un fuerte abrazo.

HOMERO dijo...

Julián: esa urticaria no se quita con cortizona. Se quita con otra cosa. Un abrazo. H.

HOMERO dijo...

Lara: no te pongas triste ok? Un beso. H.

HOMERO dijo...

Mar: Felicidades para ti también amiga. Un beso. H.

HOMERO dijo...

Batsi: me animan tus palabras. De verdad...Un beso. H.

HOMERO dijo...

Abril: cuidate tu también amiga. Gracias por tus palabras sinceras. Un beso. H.

HOMERO dijo...

Ange: querida amiga. Me alegra verte por aquí, quise dejarte comentarios en tu blog el otro día y no pude. Felicidades. Un beso. H.

HOMERO dijo...

Soraya: Eres una buena amiga. Gracias y felicidades para vos y toda tu familia. Un beso. H.

HOMERO dijo...

Chesana: Veo tu comentario; lo leo y lo releo. Tanto tiempo amiga. Sabes que siempre te llevo en el corazón. ¿Cuando te decidirás a abrir un blog en este sitio? lo que sea amiga, lo respeto. Si me lo permites...un fuerte abrazo y un beso. H.

HOMERO dijo...

Dino: muchas gracias amigo. Felicidades. Un abrazo fuerte. H.

Marta Uma Blanco dijo...

Estás triste, amigo Homero. Aunque ya pasará lo difícil es pasarlo. Pero los poetas tenemos una hermosa y poderosa herramienta, la palabra que cura y embellece la realidad más cotidiana o dolorosa.
En estos días del Solsticio te deseo que la oscuridad vaya poco a poco desprendiéndose de tus días.
Un abrazo,
Marta Uma