sábado, 1 de septiembre de 2007

ALBERTO "EL GALAN" PARTE I

deportes1


Alberto era en todo el sentido de la palabra; un galán.

Trabajabamos en la misma oficina y eramos compañeros de juerga.

Metódico; ocupaba una buena parte del día para coordinar todos sus planes del día y del fin de semana.

Todos los días salía del trabajo y visitaba a la "Lupita", la primera novia o pretendiente de 6 de la tarde a las 8 de la noche, aproximadamente.

La despedida le salía fácil por que la muchacha normalmente era "hija de casa" y sus padres no le daban permiso de estar con su novio autorizado mas allá de esa hora.

"Y te vas para tu casa amor y mañana nos vemos a la misma hora..."

Se despedía de su novia de "besitos en la boca y agarraditos de la mano"
y tomaba un taxi que lo llevaba a la casa de la siguiente novia.

No sin antes pasar comprando una carne asada con tajadas de plátano frito y un fresco de cacao para la "Chayito"; ésta, mas lista que la primera, dudaba que Alberto estuviera trabajando hasta las nueve de la noche (?).

Pero después de los reclamos sin la suficiente fuerza que requería la tardanza; despúes de comerse la carne asada,
se arrojaba en sus brazos en una parte oscura de su casa
y con un poquito de suerte, le practicaba una deliciosa "fellatio"
agradecida por la comida, por la visita
y en compensación por no poder hacer lo otro...
"por que andaba con la regla de mierdas...mala suerte, ni modo otro día será..."
y por supuesto, dar el culito por nada,
no estaba en sus planes de miembro del coro de la Iglesia del Padre Fermín.

Después una plática amena,
muchos besos y fricciones de cuerpos jóvenes y calientes;
la carne que llama la carne en una noche que comienza...

Alberto; mi amigo el galán se despide de Chayito;
bosteza desmesuradamente y comenta:

Tengo sueño mi amor...voy a dormir...

"Bueno mi amor te me cuidas nada de andar de vaguito" le contesta Chayito.

Yo, esperándolo fuera de la casa de Chayito, era la cuartada perfecta.

Si no hubiera sido por la mierda de un h. de p. perro de la vecindad que me había ensuciado mis zapatitos; dejando un olor desagradable en el ambiente cercano.

¿Para donde van Homero...que andás tan elegante? me pregunta Chayito.

Yo a dormir le contesto, estoy cansado de trabajar...

"igualmente yo", se apresura a decir Alberto
( vos hijueputá... que no hablás por los dos... me reprocha en voz baja...)

"Que estás diciendo Betito...ya te oí que estás hablando de mí..."

No amor nada... adiós....duerme bien....

Salimos raudo del lugar; tomamos un taxi y le pregunté a Alberto para donde ibamos....

A traer a Xiomara...

(Continuará...)

Homero.


12 comentarios:

Lucía dijo...

Pues no se lo monta mal. ¿Cuánto tiempo aguantará este ritmo?
Un beso.

trebol dijo...

Mira que listo el muchacho.....
Pero quién juega con fuego acaba quemandose, como seguirá la historia....
Un besote

Tesa dijo...

Vaya con el galán Alberto.

Está entretenida la historia relatada con esa frescura, ese humor socarrón y ese talento para los pequeños detalles.

Me quedé intrigada por ver en qué y cómo acaba este Don Juan.

Besos, Homero.

el nombre... dijo...

Me hizo acordar al "tío alberto" de serrat (qie mi pc an-da loca y me da poca bolilla cn- las mayúsculas y otos hipos!)

buen-o, me en-can-ta, y espero que cn-tin-úe.

besos.
voy a estar 3 días fuera,
pero volveré!!!
besos

Ana R dijo...

Un especimen que siempre acaba pagando la factura de sus cuentos. O eso espero....jijijij.


Saludos

HOMERO dijo...

Lucia: ja...ja...ja..esperá la continuación a ver si aguanta el tipo...Un beso. H.

HOMERO dijo...

Trebol: esperemos...digo no...por que yo soy el que la escribo...entonces...te invito a esperar pacientemente amiga. Un beso. H.

HOMERO dijo...

Tesa: pues eso es lo bueno; la expectativa que crea la narrativa. Gracias por tus comentarios. Un beso. H.

HOMERO dijo...

el nombre: te da tiempo de ir y regresar para la segunda entregar. Cuidate. Un beso. H.

HOMERO dijo...

ana r: bueno...esperemos...Un beso. H.

Vero dijo...

jeje esta muy bueno el cuento! A ver como sigue ... Alberto se duerme en el escritorio del trabajo todos los dias? jijijiji
Beso!
Vero

Greta I. Cloe dijo...

A ver cómo sigue el cuento tan cercano a la realidad.