sábado, 28 de noviembre de 2015

Y VOLVEMOS A LAS PROMOCIONES.

El día de ayer me llevé tremendo disgusto como una de mis hijas; contesto su llamada en medio de una sesión de trabajo, porque pienso en una urgencia inesperada. Cuando le pregunto si pasaba algo me dice que algo urgente como es la graduación de mi nieto y que necesitaba "equis" cantidad de dólares (sí, "lapas verdes") porque la maestra había decidido hacer la graduación en un hotel capitalino de "5 estrellas". Yo un tanto ingenuo le pregunté que de qué se graduaba mi nieto y me respondió con aplomo: "de segundo nivel de preescolar". Me enojó tanto esa respuesta, que nos peleamos, al final de la discusión: sólo atiné decirle que si pedía hotel de 5 estrellas en una graduación de segundo nivel de preescolar, ¿qué iría a pedir cuando se graduara de bachiller? Ir al Japon o a la luna, supongo. No hay derecho. Tanta superficialidad y manejo de vanidad y soberbia, hace que los niños crezcan como mimados, tontos.


Homero.

6 comentarios:

Candela dijo...

Lo más curioso es los "graduación" ¿Desde cuando un preescolar se gradúa, o educación básica? Creo que la sociedad de consumo alcanza todos los niveles y desde luego la dirección del colegio, por lo menos en este asunto, me resulta totalmente superflua.

Besos.

gabriela dijo...

Esto que cuentas, claro que sorprende, aunque desde hace mucho se viene gestando esta tontería en que a los niños del kinder o jardín, los "gradúan" con birretes y túnica...

"En mis tiempos", una hacía una fiesta de licenciatura sólo al terminar la Enseñanza Media, o sea al final del colegio, cuando se suponía que entraríamos a la Universidad o a un Instituto.

Harto desatinada la maestra, pero los padres fueron más desatinados aún, al no poner las cosas en su lugar, ¿no te parece?

¿Y cómo anda eso del volcán en erupción?

Un beso, que estés bien.

FDG - El Señor de Monte Grande dijo...

Aquí en Argentina esta pasando lo mismo, cada vez se gradúan en pre escolar, jardín de infantes, primaria, secundaria, universitarios, etc, han banalizado de una alarmante el esfuerzo a hacer una carrera, todo en pos de hacer negocios con los padres y los alumnos, por los alquileres, viajes, catering, etc.
Nadie sabe donde va a parar esto.

Un abrazo desde MG

Homero Nicaragua dijo...

Cadelita: Eso fue lo que precisamente le dije a mi hija y se molestó. Supongo que tiene la idea de que el "quedar bien" siempre con los hijos, te hace un buen padre (madre). Abrazos mi amiga. H.

Homero Nicaragua dijo...

Hola Gaby: El volcán se paró y ahora tembló; debe ser el gobernante que lo activó. (Se cree Dios) ;)

Homero Nicaragua dijo...

Hola MG. Parece que estamos teniendo desde hace rato una invasión de la superficialidad y el marketing inútil. ¿Donde quedó la razón y la inteligencia? Saludos mi amigo. H.