domingo, 4 de octubre de 2009

DOMINGO: DE MECANICOS Y PREMIOS

Golpes en la puerta de mi cuarto.

"Papa, papa, el mecánico dice que va a chequear el carro." (Jueputa mecánico) ¿Y qué hora es? Las 7 de la mañana. (dos veces jueputa).

¿Donde tiene la llave? ("...donde está quien sabe..." se me viene a la mente la musiquita...).

No se, no se... buscala en la bolsa de mi pantalon... "No está", buscala
en la mesa del cuarto "No está" ("puutaaa hombre") buscala en el maletin.

Mi hija sacó la llave, me la enseñó, enrolló lo ojos y salió del cuarto.


Es domingo y el mecánico de mi carro me ha llegado a levantar muy temprano.



¡¡¡Pufff!!! mi hija golpea nuevamente la puerta de mi cuarto:
"Papa, dice el mecánico que si no tiene otra llave del carro, que lo tiene encendido y se le ha cerrado la puerta con llave" (Viejo caballo)

"Ya voy... ya voy... Buscá la llave del escritorio..." bostezo, mascullo entre dientes algunas santas maldiciones, me levanto con todo el sueño y cansancio acumulado en una semana.

Al parecer, el mecánico miró mi cara de disgusto a traves de la ventana de mi oficina y se apresuró a decirme que iba a ir a la vecindad a buscar herramientas para forzar la puerta.

No pude o no quise contestarle.

"Hija, agachate allí para ver si la encuentras entre todo ese montón de chereques que tengo"

¡Aquí está! _ me dice en tono de reclamo

"Pero si yo no veo" _ le respondo. ¿No ves que todavía ando dormido?

Me he quedado sentado frente a la computadora y me dispuse a encenderla, he decido no seguir dormiendo. Ni modo, el sueño se ha espantado. Me dispongo a revisar correos y a responder comentarios en mi blog.

Siento unas vibraciones en el costado izquierdo ¿Llamada tan temprano? Busco el celular pero me acuerdo que lo tengo apagado. No es ninguna llamada, son la tripas clamando por comida. Juro que yo no tengo hambre, ellas son las mañosas.

Llega el mecánico media hora después, cansado y sudado; mi hija se ha encargado de "restregarle" la inutilidad de su viaje. (Perversa hija)

Ha terminado el chequeo y se marcha un poco apenado.

Reviso mi blog, mi amiga Sole me ha dejado un premio denominado "VALE LA PENA", según expresa en el comentario dejado:

"Homero, Lo felicito por sus reflexiones, sus poemas, sus ensayos en los cuales motiva a cuestionar diferentes situaciones de nuestra vida , por su entrega a los problemas sociales , económicos y políticos de su tierra Nicaragua. Quisiera por este medio hacerle participe del Premio Vale la Pena el cual fue otorgado a mi persona por nuestra compañera en las letras, poeta , Susana Beatriz Cuello. Y hoy quiero hacerle llegar a usted este premio porque considero que sí vale la pena visitar sus blogs, el premio lo encontrará en la siguiente dirección:

Expresiones Del Alma:

http://sole-expresionesdelalma.blogspot.com/

Felicitaciones,

Saludos"

Distinción que me hace y a la cual le he contestado lo siguiente:

"Sole: Es un honor para mí recibir de manos suyas este premio. Me motiva a seguir compartiendo con todos en este mundo bloguero; en ocasiones, no tan querido o entendido. Un abrazo fuerte. H."

Tal como también se lo expresé en su blog, la mayor motivación que tengo es compartir en una comunidad virtual donde lo principal es la persona y no sus apariencias o títulos. Cierto es que un blog es importante para uno por que generalmente contiene creaciones propias pero tan importante como eso son los comentarios que te dejan los amigos lectores.

Eso lo enriquece y lo convierte en un bien de uso social.


Gracias Sole; gracias a todos por sus comentarios.

Abrazos.

Homero.







3 comentarios:

Julia dijo...

Ahora sí? Ya estás despierto?? jaja.
Felicitaciones por el premio, amigo!!!
Saludosss, que tengas muy buena semana!!!

HOMERO dijo...

Sí Julia; después de todo, no era tan malo levantarse temprano un domingo. Vos también, tené una feliz semana. Un abrazo. H.

Anna dijo...

Me divirtió la anecdota.
Este tipo de posts nos acercan mucho.
Tienes bien merecido el premio de nuestra común amiga Sole.
Vale la pena pasarse por donde paces.
Un abrazo :)