sábado, 12 de septiembre de 2009

ENMANUEL CON SYLVIA KRISTEL


Me dió risa cuando leí en varios artículos en internet que una gran mayoría de escribanos decían que no habían podido ver esta película con Sylvia Kristel en 1974 por que eran menores de edad; a mí me pasó exactamente lo mismo, recuerdo que la exhibían en estreno en uno de lo cinemas sito en la Ciudad Plástica ("Camino de Oriente"), Managua y a pesar de que me esforcé poniéndome ropa holgada y de adulto; en solo la entrada me detuvo un severo señor conserje y me dijo:

"Hijo, la película de Walt Disney es al otro lado".

Allí terminó mi pequeña aventura de tratar de entrar a ver esta película considerada la más erótica de la década del 70; inspiración masiva de masturbaciones juveniles y otras no tanto.

Recuerdo que Sylvia Kristel fue lanzada a la hoguera por curas o por feministas; los primeros amenazando con el infierno desde los púlpitos a todos aquellos que se atrevieran a mirarla y las otras acusándola de ser un instrumento al servicio del a sociedad machista; recuerdo también que muchos viejos "recatados" se persignaban apresuradamente al salir del cine; otros se salían de la película cuando comenzaron a ver la escena de sexo en el avión en los primeros diez minutos de rodaje en la gran pantalla grande.

Vaya ¿Pero cómo se eso? Pues por la acabo de terminar de verla en mi pequeña portátil; 35 años después de haberse proyectado por primera vez.

Con la ilusión de un crío y la paciencia de un santo; pasé 4 días cargando "prestada" la
película; no vayan a creer que la "piratié" Dios me libre de semejante pecado mercantil y por supuesto, una vez que la miré pues se ha borrado el caché (¿Así se dice?).

Pues bien, la película en sí no me provocó las emociones que durante toda mi vida me había imaginado,incluso tiene un pobre guión, frases y escenas cliché que la hacen aparecer como un film mediocre.

¿Sylvia Kristel? Linda mujer, rebosante de belleza y erotismo. Toda una joya definitivamente.

La teoría en que supuestamente se funda el film y se remarca al final, algo como :

"Bebamos por la nueva ley... ¿Y qué proclama la nueva ley? Que la pareja no existe, siempre hay una tercera persona, por lo menos en el pensamiento..." es absoluta y coincidente por lo mismo con otra gran mentira la que dijo Camilo Sesto por esa época en una de sus canciones "por que hasta en sueños te he sido fiel", parece haber marcado una nueva época a nivel de la clase media acomodada y rica; el destape sin inhibiciones, distinta solamente en haber revelado lo que siempre había practicado: "su doble moral" persignándose con una mano y poniéndo la otra en la pierna del vecino(a) de banca dentro de la iglesia o sus clubes.

Esta opinión, como verán, es eso, una opinión y no es la del niño de hace más de 30 años.


Homero.

11 comentarios:

Lara dijo...

Pasa que te haces una idea sobre algo, esperas y esperas y luego ese algo no es como esperabas. Yo vi la peli hace mucho tiempo y no me pareció mal aunque no se puede decir que sea gran cosa.

TriniReina dijo...

Suele pasar con las peliculas. Te hablan maravillas de ellas y luego, las ves, y te decepcionan. Es que la imaginación es la imaginación.

Recuerdo que fui a ver esta pelicula al cine, con mi novio, sería por el 76 o 77 porque me casé en el 79 y desde entonces he ido poco al cine:):)

Abrazos

Julia dijo...

Jajaja, pero si hubieras podido entrar... te hubiera gustado, Homero.
Años después, ya mayorcitos... se acaba la "magia" y nos preguntamos cómo pudo habernos gustado "eso".
Un beso, amigo.

HOMERO dijo...

Lara: Tienes toda la razón amiga; la chica esta Sylvia Kristel, me sigue gustando por su erotismo; por supuesto, ubicada en la época. Un beso. H.

HOMERO dijo...

TriniReina: Ja...ja...ja... pareciera que te decepcionó para siempre el cine. Sabes que la imaginación suele ser la sazón de la vida. Un abrazo. H.

HOMERO dijo...

Definitivamente Julia; no te quepa ninguna duda. Un beso. H.

Anónimo dijo...

Ay Trini, me gustaría saber qué pasó en el cine.
Yo la última vez que fui al cine fue en el ´87, la pelicula/El Dorado/ y ya no he vuelto.

HOMERO dijo...

Saludos Anónimo. H.

RECOMENZAR dijo...

Me gustan tus letras mezcladas con comas formando oraciones llenas de ternuras

pau dijo...

Tan francesa... tan libre...
No entiendo las feministas, no recuerdo que atentase contra la condición ni su libertad sino todo lo contrario. La escena del boxeo es una maravilla.
Una mujer seductora no marca debilidad, a no ser que sea con eso con lo que seduce.
Yo la vi en Perpignan. En aquellos tiempos, parece ser que los españoles aún no eramos adultos

Arquimedes dijo...

Creo que aun no la he visto, aunque oi hablar de ella. Fue todo un mito, como cuando proyectaron el ultimo tango en Paris. Esta ultima si que la vi y la verdad es que me dejo indiferente.
Posiblemente ocurra eso con las peliculas. Si hablan mucho de ellas, crean falsas esperanzas.