miércoles, 1 de abril de 2009

¿COMO ENFRENTAR EL TRAUMA?




¿Como enfrentar el trauma?

Frente a una violación, un asalto, una agresión física con arma blanca o arma de fuego.

El vivir una catástrofe como un terremoto; un huracán o un incendio.

O simplemente una guerra

El trauma te persigue y no sabes qué hacer, te sientes desorientado, triste, desanimado.

Tu autoestima se ve seriamente lesionado.

¿Como superar el trauma?

No hay fórmulas ni recetas; las personas que han sufrido traumas no responden de la misma manera frente a los mismos.

Algunos se refugian en religiones, otros en el licor o las drogas.

Algunos evitan enfrentar los hechos, muchos de ellos irreversibles, consumados.

¿Qué hacer?

Por la experiencia que tengo considero que lo primero es aceptar los hechos tal como se presentaron; es muy importante asumir su verdadera dimensión.

No es bueno ni sobredimensionarlo ni infravalorarlo.

Solo entendiendo la gravedad de su impacto (intensidad del daño)podemos formular acciones para enfrentarlo y superarlo.

Hablar francamente sobre el tema-trauma; con personas de confianza. Puede ser un profesional del campo (psicólogo, trabajador social u otro) o un amigo o compañero.

Frente al trauma generado por un delito contra las personas; no es necesario divulgarlo (denunciarlo) por medio de los periódicos ni ante los fiscales o jueces si no tiene ninguna utilidad. Contestar las preguntas ¿Qué gano con eso? ¿ Para qué me sirve?

Quedar claro que al supuesto hechor hay que probarle su culpabilidad y que la pena posible es proporcional al hecho cometido y que, no necesariamente, implica una pena privativa de libertad.

También se debe tener claro que si lo que se busca es la reparación civil; no necesariamente debe tener como fundamento una sentencia penal.

Muchas victimas que denuncian se arrepienten luego por que sufren una doble victimización; la primera, sufrida directamente por el que se reputa hechor y la segunda por someterse al escarnio público, no siempre amistoso o compresivo. Subyace en muchas ocasiones; el morbo,la envidia, el odio, el rencor y el desprecio.

Si te decides a hacerlo: no hay marcha atrás. Una vez que has activado la jurisdicción penal es irreversible, sobre todo en delitos de orden público.

Al final te puedes dar cuenta que ni la cárcel para el hechor ni el resarcimiento pecuniario te satisfacen simplemente por que el daño ya está y la reparación siempre es compensativa, equivalente; no restaura en su origen.

¿Y entonces qué hago?

Hay varias propuestas de soluciones.

Olvidar y/o perdonar. Muy dificil en un momento pero cura y sana a la postre, además revela tu gran espíritu humano.

No olvidar ni perdonar pero seguir tu vida teniendo como parámetro de actuación lo bueno que te queda por vivir y no lo malo vivido.

Es una especie de recomposición de tu vida adecuada a nuevas circunstancias que, no son del todo malas.

Buscarle el sentido positivo de tu vida en esa nueva situación.

No es fácil pero vale la pena intentarlo.


Homero.






6 comentarios:

MORGANA dijo...

Al principio no te enfrentas, simplemente lo suplantas, lo borras, porque no hablas de ello, crees que si no hablas no existe, pero no, está ahi, latente...
los traumas son dificiles, muy dificiles, se vuelven fantasmas que de vez en vez te asaltan e intentan destruirte.
Charles Bukowski ecribió una vez;
Siempre habrá algo que nos arruine la
vida. Todo depende de qué o cuál nos encuentre primero. Siempre estas a punto y listo para ser arrastrado...
Beso.

pau dijo...

Te encierras en ti mismo, te relajas, profundizas en todo lo bueno que te ha ocurrido...
Hace un momento comentaba en otro blog, lo bellos que hacemos los recuerdos, lo fueran en aquel momento o no.
Mi amiga Mónica, mientras era torturada y vejada, se alejó mentalmente y soñaba en el amor, en sus amigos y amantes, en el futuro que había soñado...
Cuando me lo contó no salía de mi asombro.

Lara dijo...

Complicado tema y como bien dices cada uno responde de una manera diferente. Yo seria de las que perdona pero jamás olvida.
Muuuuuacks!

HOMERO dijo...

Morgana: Todo es cierto lo que dices amiga; el trauma no existe hasta que no llega (lo típico de "a mí no me va a pasar") y cuando llega se convierten en fantasmas de destrucción. Un beso amiga. H.

HOMERO dijo...

Pau: manejar ese nivel de control de Mónica, no cualquiera lo hace. En la literatura tengo 2 referencias claras: "Papillon" y "Así se templó el acero. Ojalá tu amiga lo haya superado enteramente. Gracias por tus comentarios amigo. H.

HOMERO dijo...

Lara: Es una fórmula buena el perdonar pero no olvidar. Un beso amiga. H.