sábado, 13 de octubre de 2007

NIÑOS VAMOS A PASEAR Parte II

PELEANDO 1


Ródrigo se levantó de la mesa y se tiró un respetable eructo.
Papa cochino le reprendió Marisol

Bueno, alístense niños,
para mientras voy a descansar un rato;

Sudaba como un demonio___
"esta goma me está mantando"__ susurró bajo.

Entró a su cuarto;
y se echó en medio de la cama
apretándose la barriga con las dos manos
y diciéndo: me cuesta mucho esta barriga...
mantenerla como está...

En eso entró Teresa
y sin dirigirle la palabra se puso a arreglar la ropa sucia.

¿Amor... no te vas a alistar...?

Le preguntó suavemente Ródrigo a Teresa.

¿Alistarme para qué?

Pues para ir a pasear con los niños...

Yo no voy a ir; andá vos___ le contestó Teresa.

Pero mujer ¿estás enojada por lo de anoche?

No solo por lo de anoche; si no por todas tus borracheras
de fin de semana. Cuando te vas a componer...

Ródrigo se le acerca cariñoso
le da un beso en la mejía y le dice
pero si yo te quiero amor no hay otra como vos

Teresa reacciona mas enojada
lo aparta de un manotazo y le dice:
a mí no me andés babeando la cara
al saber a cuantas zorras besastes anoche.

Pero mujer; solo locuras te estás imaginando
ya te dije que solo estaba celebrando con mis amigos.

¿Amigos...? así se le llaman ahora a las zorras...

Teresa estaba cada vez mas enojada...

Siempre lo mismo; nunca estás en la casa y cuando tenés
que estar te vas con tus amigos vagos de parranda
y yo solo aquí; lidiando con los quehaceres de la casa.

Los niños no conocen a su padre ayudándoles
en las tareas escolares;
nunca está allí para darles un consejo
y encima; cuando tenés un tiempo para darles
te vas de juerga...


Ródrigo guardó silencio por un rato
la conocía muy bien y sabía que no era el momento
de seguir discutiendo; además no le convenia.

Se levantó; abrió el ropero y extrajo
un sobre con dinero y se lo dió a Teresa.

¿Para qué es esto? le preguntó Teresa

Pues para que le comprés algo a los niños y te comprés
algo bonito para vos.

El semblante de Teresa cambió con el dia.

¿Te aliño la calzoneta roja o la blanca?

La roja le contestó Ródrigo asomándose a la ventana
y comentó:

Amor; parece que se compuso el día;

Se volvieron a ver y se pusieron a reir...


(Continuará)

Homero.

24 comentarios:

Lara dijo...

Parece ser que el dinero puede solucionar muchas cosas.
Besos.

trebol dijo...

Desde luego como puede el dinero cambiar a las personas...
Que pena no??
Un besote

Dinosaurio dijo...

Buen relato. Te está quedando muy chulo.
Un abrazo.

El Señor de Monte Grande dijo...

Esta interesante, sobre todo ya aparece el poder disciplinante del dinero parece?.

Un abrazpo desde MG

HOMERO dijo...

Lara: no tengas ninguna duda; también sirve para palear los problemas en casa; no los soluciona pero los difiere. Un beso. H.

HOMERO dijo...

Trebol: si amiga, es una pena. Esta historia es ficción en base a experiencias reales de otros. Un beso. H.

HOMERO dijo...

Gracias Dino: un abrazo. H.

HOMERO dijo...

Señor de Monte Grande: No te quepa duda; hasta hace que cambie el color del día. Un abrazo. H.

Sakkarah dijo...

No sé...En los matrimonios se dan muchas situaciones que sólo se pueden juzgar desde la propia convivencia.

Un beso.

HOMERO dijo...

Tienes razón Sak: en este tipo de situaciones es muy dificil dar opiniones. Es lo que comunmente se dice: "Las parejas solo ellas se entienden". Aún desde la posición del autor de la historia es dificil dar opinión y no me gusta manipular mis personajes. Un beso. H.

Ana R dijo...

Bueno, el dinero solucionó algo, un pequeño problema.Supuso una sorpresa inesperada.Veremos la próxima...

Un abrazo

Tesa dijo...

A Teresa la sorpresa del dinero le hizo olvidar el enfado, pero el dinero se gasta y si Rodrigo sigue en las mismas no creo que la próxima vez le sirva el truco.

Parecen seres primarios con una vida dura y no deberíamos juzgarlos tan a la ligera, prefiero ver qué ocurre.

Aquí el dinero tiene un significado distinto que en una pareja acomodada. Creo yo. Los pobres tienen menos dónde elegir.

Amigo, Homero, tú tienes la clave ¿cómo acabará ese prometido paseo? No pienso perdérmelo.

Me alegro que poco a poco vayas recuperándote.

Un abrazo.

sveronica dijo...

Olá Homero! Coloquei o teu pedido de ajuda nos meus 2 blogs. No Recanto está na barra lateral e no Menina do Rio está de frente no topo do blog. Era o que eu podia fazer, o que stava ao meu alcance. Gostava de saber como estão todos ai e se o teu povo já se encontra me melhores condições.

beijinhos

Menina do Rio

mar dijo...

Como casi siempre don dinero arreglandolo todo...
seguiremos tu historia a ver que tal...
Un besito.Mar

Ángel Azul dijo...

Yo creo que todos son unos mal pensados; Fue la actitud de Ródrigo lo que hizo cambiar a Tere. El darle dinero significaba calmar un montón de inquietudes de esa madre preocupada.
Me encanta esta historia doméstica y los términos que utilizan los protagonistas.
Un abrazo.

Té la mà Maria - Reus dijo...

hola pasamos a saludarte y de paso echarle un ojos a tus post que siempre son muy interesntes, gracias

saludos desde Reus

Vero dijo...

Hola Homero! no se me ponga celoso, Don! jeje
Bueno.. sinceramente entiendo lo que dice Angel Azul, que probablemente Tere penso que por lo menos cuidaba de su familia economicamente y quiza por eso no estaba ahi todo el tiempo que ella quisiera.... creo que igual con lo reaccionaria y rebelde que soy yo le tiro el dinero en la cara jajaajaj me ofenderia terriblemente si la trata de arreglar con dinero! Pero claro, esa soy yo, no el personaje :) Ademas de que uno en realidad nunca sabe realmente como va a reaccionar hasta que vive la situacion en carne propia jeje, pero me sorprendio la actitud de ella, lo cual tambien hace que sea una historia muy interesante y quedo esperando la continuacion.

beso!

Vero

Menina do Rio dijo...

Hoje me vesti de Menina, vim te
trazer um beijo e te convidar
pra uma festa! Pelos bons tempos!

Um carinho e meu sorriso!

MAYA dijo...

ummmmmmmmm....Don Dinero y ese poder maligno que hace olvidar los maltratos psicologicos. Vamos a ver como termina el realto.

Maya

Poetiza dijo...

No me gusta eso de que con dinero puede una disipar su enojo ante un marido parrandero. Ni eso de que nunca este en casa ayudando con los niños. Un hombre asi, no me gusta. Interesante relato. Saludos. Beso.

DE-PROPOSITO dijo...

Olá
Li com atenção e tentei compreender.
Certamente que o descrito, não acontece em todas as famílias. Deduzo que é uma família da classe média, baixa.
Fica bem.
Um abraço.
Manuel

Poetiza dijo...

Saludos. Cuidese y cuide lo suyo. Beso.

Respirando dijo...

El dinero suaviza las dificultades, es evidente, no cura nada, pero casi es capaz de paliarlo todo. No sé si alegrarme...

Beso, Homero.

Cromatica dijo...

Y pensar que existen mujeres que culturalmente responde al dinero olvidando sus necesidades mas importante como la compañia, al final viene a ser una sutil forma de venderse, te aguanto lo que sea si me das dinero!

Que triste, que existan mujeres que no busquen su autonomia.

un abrazo Homero, sigo tu historia.