miércoles, 3 de octubre de 2007

LAS COSAS A VECES NO SALEN COMO LO DESEAS

coche en la carretera





Aunque pongas toda tu diligencia para que las cosas te salgan bien; si no depende enteramente de vos; corres el riesgo de que salgan mal.

Los terceros necesarios en tu vida cotidiana a saber: la afanadora que limpia tu casa; la cocinera; el mecánico que repara tu coche; el electricista; el plomero y tantos otros mas; si no hacen bien su trabajo afecta directamente tus planes.

Eso fue lo que me pasó ayer: primer día de clases en mi universidad después del Huracan "Felix" con toda la expectativa que eso representa para docentes y alumnos.

Estaba preocupado; mi coche no lo escuchaba bien. Se lo dí a chequear a dos mecánicos que me dijeron estar en condiciones normales para hacer el viaje a mi universidad. Son apenas 20 kilómetros pero de tierra, fango y hoyos con un puente quebrado recientemente por lo que tienes que pasar por bajo; con un coche bajo como el mío y sin doble tracción. Todo un riesgo.

A las cinco y treinta encendí mi coche y comencé a manejar hacia la universidad; ipod al oìdo, aire acondicionado y a disfrutar el corto viaje desde la "tranquilidad" supuesta que te da el interior de tu coche. Es como si estuvieras en casa.

Iba preparado: Plan Docente, Programa, Plan de clase; hoja de asistencia; libros, marcadores "white board" y borrador de pizarra.

Avancé como diez kilómetros y comenzò a "traquetear" con caballo brioso. Baje la velocida y seguí avanzando. El disgusto se fue convirtiendo en cólera
al ver que ya no podía avanzar. El sentido de la responsabilidad me indicaba que debía llegar a la universidad aún cuando quedara botado mi coche en ella.

En la periferia de la ciudad; justo cuando iba a entrar a la carretera de tierra ¡paff...! se me apagó y ya no quiso encender.

Había quedado en un lugar un poco peligroso por los ladrones.

Comecé a llamar a la casa del primer mecánico y andaba en un culto religioso; llamé a la casa del segundo mecánico y andaba en un culto con el dios Bacus.

Pasaron los buses de la universidad

6 de la tarde.

Ya era la hora que debía iniciar la clase y yo allí de pendejo con mi coche estropeado y arrecho.

Después de rastrear a los mecánicos los logré localizar y llegaron a rescatarme a las siete de la noche.

Ofuscado tomé un taxi y me regresé a casa.

¿Cual era el mal de mi vehículo?

Un simple obstrucción en el filtro de la gasolina por falta de limpieza o de recambio. Un pinche filtro que vale dos dólares.

Era evidente la negligencia del mecánico que por no hacer bien su trabajo me había quebrado mi plan de trabajo docente.


¿ Me pasará lo mismo hoy?


Homero.

9 comentarios:

anna de colo dijo...

YA VEO QUE ESTAMOS MUCHO MEJOR MI QUERIDO AMIGO, TU SABES COMO DICE EL REFRAN "EL HOMBRE PROPONE Y DIOS DISPONE", NO TE PREOCUPES QUE MAÑANA LOS ASTROS CAMBIARAN Y TODO SERA MUCHO MEJOR, NO TODO TIENE QUE SALIRNOS MAL SIEMPRE, NO CREES??UN GRAN SALUDO A TODA TU FAMILIA Y PARA TI BESITOS, ANNA

Sakkarah dijo...

Es cierto que a veces las cosas se tuercen...

Quién sabe si es por alguna razón.

Un beso.

Lara dijo...

Hay días buenos y días malos... no le des más vueltas ;)
Besos.

Vero dijo...

jeje, hay dias en que todo sale alrevez no? Pero siempre despues vienen dias en que todo esta de maravillas :) Asi que a mirar hacia esos dias para poder pasar los bravos ;) y cuando ellos llegan, acumular energias para volver a enfrentar los bravos con garra y hacerlos mas cortos o mas pasables aunque sea jiji

MAYA dijo...

Espero que no Homero. Como dice Ana de Colo: El hombre propone y Dios dispone. Lo que si creo que puedes hacer, es buscar un tercer mecánico y decirle si trabaja las 24 horas, tipo doctor o cura.

Suerte compañero.

Maya

Trini dijo...

Por eso de nada nos vale plantearnos cómo llevar el día, pues eso no va aser solamente responsabilidad nuestra...

En fin, chapuzas de mecanicos. Siento que estropeasen tu día.

Un abrazo

libertad entre rejas dijo...

Yo soy una experta en que se me trunquen los planes por cosas ajenas a mí...
Resignación, amigo, resignación.
muak!!!

Lucía dijo...

Da mucha rabia Homero. Y no solo eso, alguna vez he tenido un disgusto gordo por las negligencias de otros.
Besos.

Poetiza dijo...

El hombre propone, Dios dispone y viene el diablo y todo lo descompone. Asi decimos por aca en el norte cuando las cosas no salen como queremos. Me alegra ver que estas mejor y se que pronto estaras bien. Saludo y beso.