lunes, 28 de febrero de 2011

NO SE CUANDO NI DONDE

No se cuando ni donde nos veremos. Apenas puedo recordar tu tez fría impregnada en mis dedos. Es posible que mañana me levante con esa sensación de que me falta algo; sonreiré ante el espejo y guardaré el reflejo en mis bolsillos por si acaso lo necesito. Con el tiempo, no importa si se te sale la camisa o se te ensucian los ruedos. No hay prisa por llegar por que sabes que vas a llegar. No se cuando ni donde nos veremos pero nos veremos. Si la luz de tus ojos se apaga, cierras los ojos.

Homero.

4 comentarios:

Lara dijo...

Ainssssss......... que bonito ;)

HOMERO dijo...

Gracias Lara. Un besote. H.

Cisne Gaseoso dijo...

Yo dije eso una vez...pero no nos vimos ya.
La luz de sus ojos no debe haberse apagado, ni siquiera cerró sus ojos, sólo los cerró hacia mí, transitoriamente.

Y yo, del tránsito, hice todos estos años que han pasado.
Bendita memoria.
Maldita memoria.

HOMERO dijo...

Cisne: Seas bienvenida a mi blog; me gusta el giro que le das al texto; es la espera eternizada en una expectativa o deseo que no llega; sabes que no va a llegar pero lo esperas. Un abrazo. H.